Tu Propia

Nube Híbrida

APROVECHA LAS NUBES PÚBLICAS

 
Antes de la pandemia, el 42% de los profesionales de TI dijeron que la seguridad de la nube pública era una de las principales preocupaciones, según la encuesta Future Shock: The Cloud Is the New Network de 2020. A medida que el panorama de amenazas creció significativamente durante la pandemia, las actitudes comenzaron a cambiar. Ahora, las empresas de todo el mundo están adoptando rápidamente estrategias de seguridad de múltiples nubes para proteger mejor las fuentes de datos y las aplicaciones.

La nube híbrida como camino al IT del mañana

 

Sabemos la importancia que tiene para toda organización tener control y seguridad sobre sus aplicaciones y entornos virtuales y que esto creaba complicaciones al emprender estrategias cloud-first. Sin embargo, hoy en día es posible llevar las ventajas de la nube publica a tu entorno de TI tradicional al adoptar una arquitectura de nube hibrida. Algunas de estas ventajas son:

  • Modelo de pago por uso al vincular costes continuos con gastos operativos, en lugar de con la inversión en capital.
  • Prestación de servicios según las necesidades para casos de uso temporales, pero que requieren un uso intensivo de los recursos.
  • Consolidación o evacuación del centro de datos.
  • Desarrollo de aplicaciones en la nube y producción de estas en el entorno local.
  • Recuperación ante desastres entre distintos entornos.

Optimización, efectividad y modernización de TI

 

Al diseñar una arquitectura de TI en torno a una plataforma de nube híbrida que integra los entornos de centro de datos, de nube y perimetrales, su empresa puede cumplir tres objetivos importantes.

En primer lugar, puede modernizar las aplicaciones gracias a los microservicios, la contenedorización y los marcos modernos de DevOps, como los ágiles y de CI/CD, a fin de acelerar el desarrollo de aplicaciones para adaptarse al ritmo de la empresa.

En segundo lugar, puede modernizar su infraestructura actual y romper los silos específicos de la infraestructura tradicional adoptando una infraestructura de nube híbrida que incluya componentes locales y de nube pública, así como funciones automatizadas y según las necesidades de prestación de servicios.

Por último, y lo más importante, puede aprovechar todo esto y la seguridad intrínseca para conseguir que su empresa esté preparada de cara al futuro y para tener la capacidad de enfrentarse a lo que los próximos meses deparen a su organización, convirtiéndolo en una ventaja.

APROVECHA LAS NUBES PÚBLICAS

 
Antes de la pandemia, el 42% de los profesionales de TI dijeron que la seguridad de la nube pública era una de las principales preocupaciones, según la encuesta Future Shock: The Cloud Is the New Network de 2020. A medida que el panorama de amenazas creció significativamente durante la pandemia, las actitudes comenzaron a cambiar. Ahora, las empresas de todo el mundo están adoptando rápidamente estrategias de seguridad de múltiples nubes para proteger mejor las fuentes de datos y las aplicaciones.

La nube híbrida como camino al IT del mañana

 

Sabemos la importancia que tiene para toda organización tener control y seguridad sobre sus aplicaciones y entornos virtuales y que esto creaba complicaciones al emprender estrategias cloud-first. Sin embargo, hoy en día es posible llevar las ventajas de la nube publica a tu entorno de TI tradicional al adoptar una arquitectura de nube hibrida. Algunas de estas ventajas son:

  • Modelo de pago por uso al vincular costes continuos con gastos operativos, en lugar de con la inversión en capital.
  • Prestación de servicios según las necesidades para casos de uso temporales, pero que requieren un uso intensivo de los recursos.
  • Consolidación o evacuación del centro de datos.
  • Desarrollo de aplicaciones en la nube y producción de estas en el entorno local.
  • Recuperación ante desastres entre distintos entornos.

Optimización, efectividad y modernización de TI

 

Al diseñar una arquitectura de TI en torno a una plataforma de nube híbrida que integra los entornos de centro de datos, de nube y perimetrales, su empresa puede cumplir tres objetivos importantes.

En primer lugar, puede modernizar las aplicaciones gracias a los microservicios, la contenedorización y los marcos modernos de DevOps, como los ágiles y de CI/CD, a fin de acelerar el desarrollo de aplicaciones para adaptarse al ritmo de la empresa.

En segundo lugar, puede modernizar su infraestructura actual y romper los silos específicos de la infraestructura tradicional adoptando una infraestructura de nube híbrida que incluya componentes locales y de nube pública, así como funciones automatizadas y según las necesidades de prestación de servicios.

Por último, y lo más importante, puede aprovechar todo esto y la seguridad intrínseca para conseguir que su empresa esté preparada de cara al futuro y para tener la capacidad de enfrentarse a lo que los próximos meses deparen a su organización, convirtiéndolo en una ventaja.

HPE GreenLake: La nube que viene a TI